Guía Peñín presenta en Tokio los mejores vinos de España

Por sexto año consecutivo, Guía Peñín ha dado a conocer una selección de vinos de alta calidad ante los profesionales nipones. El Salón Selección Tokio ha empezado con una cata de vinos del podio, referencias que han recibido una calificación igual o superior a los 95 puntos.

Con este evento, Guía Peñín cierra su ciclo de actividades nacionales e internacionales para la primera mitad del año.  

Guía Peñín ha vuelto a Japón para presentar, por sexto año consecutivo, una selección de los mejores vinos españoles ante profesionales del sector, periodistas y prescriptores nipones. El evento, que ha tenido lugar el 4 de julio en el Hotel Hyatt Regency Tokyo, ha dado a conocer más de cien vinos de una veintena de bodegas procedentes de catorce zonas de producción (Alicante, Bierzo, Cava, La Mancha, Manchuela, Navarra, Ribera del Duero, Ribera del Guadiana, Rioja, Rueda, Terra Alta, VT Bajo Aragón, VT Castilla y VT Castilla y León).

El VI Salón Selección Tokio ha comenzado con una cata de los vinos del Podio que ha sido impartida por José Peñín, reconocido crítico de vinos, fundador y presidente de honor de Guía Peñín. La masterclass, dirigida a un exclusivo grupo de profesionales nipones, ha presentado cinco vinos calificados con 95 o más puntos en la última edición de la Guía Peñín.

 

Vino Bodega D.O.
Domaines Lupier El Terroir 2015 T Domaines Lupier Navarra
Abadía Retuerta Pago Negralada 2014 T Barrica Abadía Retuerta VT Castilla y León
Victorino 2015 T Teso la Monja Toro
Triga Magnum 2015 T Bodegas Volver Alicante
Quo Vadis 1972 Bodega Francisco Gómez Alicante

Japón es, desde hace años, un mercado importante para las exportaciones de vino español. Un mercado que se vio reforzado con la entrada en vigor, el pasado 1 de febrero, del Acuerdo Partenariado Económico entre la Unión Europea y Japón, el mayor tratado comercial bilateral concluido por la Unión y que implica la creación de un área de libre comercio entre ambas zonas.

Este acuerdo elimina los aranceles que gravan las importaciones de vino, reduciendo así los costes de exportación entre ambas regiones. Además, impulsa el consumo de vino en Japón y protege las indicaciones geográficas de los productos agrícolas.