Valdeorras muestra toda su fuerza en Madrid

Más de 70 vinos de esta zona de producción se presentaron ante los profesionales de la zona centro en un evento organizado en el espacio ABC Serrano.

Esta semana ha tenido lugar en Madrid el Salón de los Vinos de Valdeorras, un acto dirigido a profesionales en el que más de una veintena de bodegas de la denominación de origen gallega mostraron a través de más de 70 marcas el buen momento que atraviesa esta zona productora.

Valdeorras se ha convertido en los últimos años en una de las zonas de producción más valoradas y apreciadas por el consumidor final gracias a su variedad estrella la godello y a la singularidad de los vinos que produce sobre su amplia variedad de suelos.

El carácter envolvente de esta variedad y su capacidad de envejecimiento en botella ha servido a las bodegas para que la restauración, ampliamente representada en esta convocatoria profesional, vea en sus vinos una opción sería y de calidad.

Además de la todopoderosa godello y otras castas blancas también importantes en la zona como la treixadura, la DO mostró su línea de vinos tintos en los que la mencía, la garnacha tintorera y un amplio abanico de variedades gallegas muy diferenciadas, como la brancellao, sousón, etc, mostraron la singularidad de los vinos tintos de corte atlántico.

En los últimos años estamos viviendo un boom comercial de los vinos blancos con el sello de Valdeorras, algo que obedece no sólo al gran trabajo que los bodegueros hacen en cada nueva cosecha, como reflejan las altas puntuaciones de sus vinos en la Guía Peñín, sino también a la apuesta de algunas de sus bodegas más emblemáticas por trabajar con añadas más antiguas, una herramienta poco explotada para la gran capacidad de crecimiento que ofrece. Este trabajo le ha servido a la denominación de origen para posicionarse en los últimos años entre las zonas de producción españolas con mejor puntuación media en la Guía Peñín, como sucedió en la edición 2017 en la que la DO quedó entre las tres mejores de España al obtener una puntuación media de 89,83, sólo superada por Jerez y Priorat.

La denominación de origen Valdeorras, nacida en 1945, está formada por 43 bodegas, abarca las superficies vitícolas de los municipios de A Rúa, Carballeda de Valdeorras, Larouco, O Barco, O Bolo, Petín, Rubiá y Vilamartín. Como toda gran región productora sus vinos cuentan con la influencia y protección de los ríos, especialmente el río Sil.  El clima es más seco que en el resto de Galicia, mezclándose la influencia atlántica con rasgos de la continental. Los suelos son variados, desde los pizarrosos, pasando por los graníticos hasta los que se asientan sobre sedimentos y terrazas.